A veces las cosas no salen como nosotros esperamos

By Oscar Ortega

A veces las cosas no salen como nosotros esperamos

Lic. Psic. Mónica Aimée Gutiérrez Márquez

Cofundadora de Learning Education
contacto@learningeducation.org

 

A veces algunas cosas no salen como nosotros esperamos.

La ventaja del tiempo.

Generalmente los seres humanos queremos que todo nos salga bien, sin embargo en ocasiones no sucede así, pero es importante no perdamos el ánimo y confiemos en el proceso de la vida, a veces por algo las cosas no, se nos dan, o no se cumplen como deseamos, recuerdo una ocasión que no fui a una fiesta y mis compañeros con los cuales iba a ir, tuvieron un accidente automovilístico y se lastimaron gravemente, y yo me había quedado molesta por que no me dejaron ir a la fiesta, sin embargo no era mi tiempo y afortunadamente me libre de un accidente el cual tuvo consecuencias graves, la vida es así, tiene sus enigmas, que en el momento, no comprendemos, sin embargo, el único que nos da la respuesta es el tiempo, el amigo más sabio y consolador, justo tiempo después, uno comprende procesos de la vida anímica, de cómo nos sentíamos ante una situación difícil o estresante, el porque reaccionamos de tal o cual manera, con el tiempo perdonamos, recapacitamos y cambiamos, logrando modificar formas de pensar y ver las cosas, ya que como dice Aristóteles, el tiempo es la dimensión o la medida del cambio, efectivamente no somos los mismos de hace tiempo, no nos vestimos igual y no hacemos las mismas cosas que hace tiempo hacíamos cuando éramos pequeños, pero la ventaja del tiempo es que es una dimensión que produce cambio, de ahí la importancia de tolerarlo, tenerle paciencia y encontrar las respuestas, parte del cambio es el lenguaje que utilizamos cuando algo no nos sale como lo esperábamos.

 

 

Esta frase es importante resaltarla: “A veces algunas cosas no salen, como yo espero”, esto le da la posibilidad a nivel de programación a mi cerebro, de que no siempre solo “A veces”, solo “algunas cosas” no salen como yo espero, ya que estando positivos generalmente siempre esperamos que lo que realizamos no salga de la mejor manera, pero esto no es magia, para que las cosas nos salgan de manera adecuada y exitosa, se requiere de disciplina, de voluntad, de empuje, de esas cosas que no se compran en el súper, que están basadas en los valores y en hábitos saludables, por lo cual el pensar y el tipo de lenguaje en como se piensa es importante, ya que no es lo mismo pensar: “Todo me sale mal” “porque me tenía que pasar otra vez a mi” etc. A nutrir y seleccionar nuestro lenguaje, por eso nutramos y programemos nuestra mente con un lenguaje positivo adecuado, el cual estoy segura que vamos aprendiendo y modificando con el tiempo.

 

 

1 Comment
  • Hola Lic Mónica muy interesante su mensaje y muy bien explicado
    Me gusto mucho

    Responder

Deja un comentario